El Laberinto Mágico

El juego de mesa Laberinto Mágico es un juego a partir de seis años y de dos a cuatro jugadores que acaba de ganar en la categoría de juego infantil el premio al mejor juego del año en Alemania en 2010. El premio por sí solo es un sello de garantía pero habrá que saber un poquito más de que trata.

 

En el Laberinto Mágico el objetivo es conseguir coger cinco símbolos mágicos antes que los rivales consiguiendo evitar los muros invisibles.

Contenido:

El juego contiene veinticuatro muros de madera, veinticuatro símbolos mágicos, un dado, una bolsa de tela, cuatro magos en cuatro colores distintos, cuatro bolas metálicas y un libro de instrucciones.

Preparativos:

Para empezar a jugar es necesario meter todos los símbolos mágicos en la bolsa de tela y colocar los muros en el laberinto. Hay varias opciones de colocarlos.Lo imprescindible a la hora de colocarlos es que cada una de las casillas tenga al menos una entrada, es decir que no podeis acotarla completamente. Aqui os dejo dos ejemplos, una con diecinueve (más sencilla) y otra con veinticuatro muros (más complicada).

Una vez colocados los muros colocamos el suelo encima de él, que oculta la visibilidad de los muros mágicos y que será por donde movamos a nuestros pequeños magos. Es conveniente girar el tablero varias veces para que nadie sepa la ubicacion de los muros con respecto a su casilla de salida.

Cada jugador coloca a su mago en una de las esquinas del tablero, colocando debajo de él la bola metálica hasta que quede bien imantada con la parte inferior de la ficha del mago. Si juegan dos jugadores se recomienda que escojan esquinas opuestas para empezar a jugar.

Desarrollo del Juego:

Se saca al azar un símbolo mágico de la bolsa. El objetivo de los jugadores es llegar con su mago a ese símbolo antes que los rivales, para ello lanzarán el dado y en función de la puntuación obtenida moverán ese número de espacios o menos tanto en horizontal como en vertical, nunca en diagonal. Los magos pueden pasar por casillas ya ocupadas pero nunca podrás quedarte en una casilla ya ocupada. Es evidente que los movimientos tienen que ser honrados y no vale comprobar si hay un muro antes de continuar tu movimiento.

Muros Invisibles:

Si tu mago se choca con un muro invisible su bola caerá y perderás el resto del turno. Tendrás que llevar tu mago a la esquina desde donde empezaste a jugar y colocarle de nuevo la bola metálica.

Símbolos Mágicos:

Cuando llegas a una casilla del símbolo mágico que había salido lo recoges y se acaba tu turno en ese momento. A continuación sacas un nuevo símbolo mágico que será el siguiente objetivo del resto de jugadores. Si alguien se encuentra encima del símbolo mágico que acabais de sacar de la bolsa se lo queda y se roba otro símbolo mágico del la bolsa.

Final de la partida:

El primer jugador que consiga reunir cinco símbolos mágicos gana la partida.

La Opinión de Cuarto de Juegos:

El Laberinto Mágico es un juego de mesa realmente entretenido para los más pequeños pero también resultará muy entretenido de jugar entre adultos ya que no solo requiere de la suerte con los dados sino de saber hacerse un plano mental de la ubicación de los muros invisibles fijandote donde has chocado tú y tus adversarios. Es un juego muy sencillo de aprender a jugar y que divertirá mucho tiempo por sus múltiples opciones a la hora de colocar los muros. La dificultad de las partidas dependerá de la cantidad de muros que pongamos.

 

www.cuartodejuegos.es

Comparte
Publicado en Laberinto Mágico y etiquetado , , , , , , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.