El Senet

El Senet fue el juego de tablero más popular e importante del antiguo Egipto. Los restos arqueológicos apuntan al hecho de que era jugado por el pueblo y por todas las capas sociales egipcias.

Los diagramas de senet encontrados en tumbas y templos evidencian que los oráculos, sacerdotes, y trabajadores que los construyen entretenían su ocio con él. Los campesinos lo jugaban en la arena, con piedras o piezas de cerámica improvisadas como pasa con el wari en África actualmente. Pero los faraones lo jugaban en unos valiosos tableros hechos con maderas preciosas, marfil y cerámica. Alguna de esas magníficas muestras de la artesanía egipcia, como el tablero encontrado en la tumba de Tutankamen (1347-1339 a.J.C.) nos han llegado en perfecto estado de conservación.

Las pinturas murales de numerosas tumbas muestran al difunto en medio de una cena festiva, entretenida por bailarinas y músicos y jugando al senet con su mujer o cualquier otro miembro de la familia. Ramses III (1182-1151 aJ.C.) se hizo retratar en la gran puerta de Medinet Haboo jugando al senet con dos mujeres de su harén, lo que hoy en dia sería considerado un cartel de merchandising en toda regla.  Los escritos religiosos egipcios hablan de que el senet es practicado en el más allá por los espíritus de los que han partido. De hecho los movimientos de las piezas sobre el tablero representan las visicitudes del alma humana en su viaje al más allá. El futuro del difunto estaría ligado a su manera de jugar al Senet; incluso tendría que jugar una partida contra el Destino, en presencia de Osiris. En el mismo Libro de los muertos egipcio se sugiere que la resurreción del difunto depende del resultado de una partida de Senet. Esto demuestra la importancia funeraria de este juego y el motivo por el que se han encontrado tantos ejemplares en tumbas.

Instrucciones:

Ninguno de los documentos egipcios descubiertos hasta la fecha nos dice exactamente cómo se jugaba, pero el arqueólogo suizo Gustave Jéquier elaboró unas reglas basándose en indicios fehacientes. Los principales puntos de su sistema de juego fueron corroborados por el egiptólogo Edgar B. Push, que se dedicó exhaustivamente al estudio del Senet.

Juego del Senet.

El Senet es un juego de carreras para dos personas. Cada jugador tiene cinco fichas, blancas o negras. Las fichas se mueven según la trayectoria de un arado de bueyes( es decir en forma de S invertida).

Las fichas se colocan en las casillas del uno al diez. Las blancas ocupan las casillas impares y las negras las casillas pares. Los movimientos de las fichas se hacen según la puntuación obtenida de cuatro dados de dos caras (unas tablitas),  una blanca y otra negra. El tanteo de los dados es el siguiente:

Una cara blanca hacia arriba: 1 movimiento

Dos caras blancas hacia arriba: 2 movimientos

Tres caras blancas hacia arriba: 3 movimientos.

Cuatro caras blancas hacia arriba: 4 movimientos.

Cuatro caras negras hacia arriba: 6 movimientos.

Como se puede apreciar mejor en la siguiente imagen:

Los jugadores tiran alternadamente los dados hasta que uno de ellos saca un 1. A ese jugador le tocan las fichas negras y mueve la de la casilla 10 a la 11. Después del primer movimiento, el jugador sigue tirando el dado. Si saca 1,4, o 6, mueve cualquiera de sus fichas la cantidad indicada de casillas siguiendo la trayectoria del juego y vuelve a tirar. Si saca un 2 o un 3, mueve la pieza la cantidad indicada de casillas y le pasa el turno al oponente.

El segundo jugador debe moever a partir de la casilla 9, pero en las siguientes tiradas de los dados, puede mover cualquiera de sus fichas.

Si una ficha va a parar a una casilla ocupada por una enemiga, está es atacada y retrocede a la casilla que la que ataca acaba de dejar. Dos fichas de un mismo color no pueden ocupar una misma casilla, pero dos que ocupen dos casillas consecutivas se protegen mutuamente de los ataques de las fichas enemigas. Tres fichas del mismo color que ocupen casillas consecutivas forman un bloque protector:  no pueden ser atacadas ni sobrepasadas por las fichas enemigas, aunque sí permiten el paso de las de su mismo color.

Cualquier tirada de dados que no pueda ser usada para avanzar, hace retroceder una ficha en sentido contrario a la trayectoria del juego (tampoco se puede hacer volver una ficha a una casilla que esté ocupada por otra, sea cual sea su color). Si no se puede mover en ninguno de los dos sentidos, se cede el turno.

Casillas especiales:

La casilla 27, marcada con una X es el cepo: cualquier ficha que vaya a parar a ella debe regresar a la casilla 1 (si está ocupada a la primera casilla vacante del recorrido) y empieza de nuevo.

– Las casillas 26,28,29 y 30 son refugios, donde ninguna ficha puede ser atacada.

Cuando un jugador ha conseguido colocar todas sus fichas en la última fila (de salida) del tablero, puede empezar a sacarlas a medida que las vaya haciendo llegar exactamente hasta la casilla número 30. Si alguna de las fichas que están en la fila de salida es atacada y reenviada a la primera o a la segunda fila, las demás fichas del mismo color tendrán que permanecer en el tablero hasta que está haya regresado a la última fila.

El jugador que consigue sacar primero todas sus fichas es el que gana. En una serie de partidas, se establece una puntuación consistente en otorgar al ganador de cada juego 1 puntos por cada ficha enemiga que haya quedado en la fila de salida (salvo que estén en los refugios), 2 puntos por las que hayan quedado en segunda fila y 3 puntos para los que queden en la primera fila.

En Cuarto de Juegos tenemos varias versiones de este exótico juego:

www.cuartodejuegos.es

Comparte
Publicado en Senet y etiquetado , , , , , , .

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.