La Cathedral

En 1962 Robert (Bob) Moore,  un joven piloto de la Royal New Zealand Airforce, hacía prácticas en la base aérea de Wigram. Siempre usaba como referencia la catedral de Christchurch para realizar sus maniobras hasta que un día empezó a observar como desde el cielo todos los edificios parecían diminutos y de juguete y quedaban encajados unos con otros como si fueran piezas de un puzzle.

Esa idea le estuvo rondando hasta que en 1979 decidió hacer un juego en el que dos jugadores compitieran por formar una ciudad medieval colocando edificios de diferentes formas sobre un tablero.

Componentes del juego:

El juego se compone de un tablero demilitado por una muralla de diez por diez casillas y veintinueve edificios, catorce de un color que manejará uno de los jugadores, catorce de otro color, que serán propiedad del otro jugador y un edificio de color diferente que representa una catedral y que no pertenece a ninguno de los dos jugadores.

Objetivo del juego:

El objetivo del juego es colocar todos los edificios de un jugador dentro de las murallas de la ciudad u ocupar la mayor superficie posible, impidiendo al mismo tiempo que el adversario consiga hacer lo mismo.

Piezas del juego:

Las fichas representan diferentes edificios y se colocarán siempre en el tablero de manera que estén alineadas con los cuadrados del tablero.

Desarrollo de una partida:

El que comienza el juego coloca la catedral en cualquier parte de la ciudad, suele empezar el que juega con el color de las fichas más claras. A continuación su adversario (fichas de color oscuro) colocará una de sus fichas en el tablero. Los turnos se irán sucediendo hasta que uno de los jugadores coloque su último edificio en el tablero o cuando ninguno de los dos pueda colocar más edificios.

Reglas específicas de conquista de territorio:

Si un jugador rodea completamente una parte de la ciudad con sus edificios o combinando sus edificios con las murallas, esa parte de la ciudad pasa a pertenecerle y su adversario no podrá colocar ningún edificio dentro de ese area. Los edificios deberán tener paredes lindantes y el contacto por un vértice no es válido. La catedral no puede usarse como uno de los límites para rodear el espacio que se reclame como propio y tampoco puede reclamarse espacio en el primer movimiento. 

Si un jugador logra rodear, y por lo tanto, aislar únicamente un solo edificio de su adversario o la catedral, podrá sacar dicho edificio y reclamar la posesión de ese espacio rodeado. Si el jugador olvida retirar el edificio que acaba de rodear, sea del oponente o la catedral, el territorio no se considerará conquistado y el adversario podrá seguir colocando sus fichas en esa zona. El edificio que se retira del adversario se le devuelve y podrá colocarlo posteriormente en otra parte del tablero si se diese el caso, en el caso de que la pieza retirada sea la catedral está no vuelve a ponerse en juego durante el resto de la partida.

Cuando un jugador no pueda colocar más edificios, el adversario colocará sucesivamente los que le queden hasta que no pueda colocar más tampoco. Se declara vencedor a quien coloque todos sus edificios  en la ciudad, o bien a quien haya ocupado más casillas con sus edificios dentro de la ciudad.

Consejos a la hora de jugar:

  1. Concentrate en reclamar espacio propio en las primeras etapas del juego.
  2. Coloca los edificios más grandes primero.
  3. Toma precauciones para que ningún edificio tuyo sea capturado.

 Aqui podreis encontrar más información sobre el juego de mesa La Cathedral.

La opinión de Cuarto de Juegos:

El juego de mesa Cathedral, aparte de resultar increiblemente estético es muy divertido y aunque parezca que requiere un nivel de estrategia limitado es realmente complicado conseguir poner más piezas que el rival, la singular forma que tienen los edificios harán que tengas que pensar muy bien donde vas a colocar cada uno. Sin duda es un juego al que hay que echar una partida para darte cuenta de lo divertido que es.

www.cuartodejuegos.es

Comparte
Publicado en Cathedral y etiquetado , , , , , , , , .

9 Comentarios

  1. Me lo regalaron para Reyes y me ha gustado mucho. Es muy entretenido porque las partidas son rápidas. Lo único que es mejorable es la caja en la que viene, que no es muy buena para guardarlo.

  2. Hola Marta, la verdad es que la caja de embalaje en la que viene no es muy buena, pero este juego es tan decorativo también que no tendrías que guardarlo después de jugar ;). Saludos.

  3. HOLA ME GUSTARIA QUE ME AYUDARA ALGUIEN SI ES POSIBLE, YO TENGO EL JUEGO CATHEDRAL Y LA VERDAD ES QUE ME GUSTA MUCHO TENGO UN SOBRINO QUE LE ENCANTA YO LO TENGO DESDE HACE MUCOS AÑOS Y ME GUSTARIA SABER DONDE ENCONTRARLO PARA REGALARSELO PERO NO LO ENCUENTRO POR NINGUN SITIO

  4. Hola. Me gustaría saber que edición es esta… Hace tiempo que lo busco y sólo encuentro la típica que es todo de madera y no están detallados ni los ladrillos ni nada (a lo cual entonces no le veo encanto xD). Espero descubrir cual es y así poder comprar el juego. Un saludo.

  5. Hola! tenéis este juego, en la misma edición que las imágenes?? es de todas la que más me gusta y ando buscándolo. Podéis decirme precio??

  6. Hola Mar. En este momento tenemos agotado este modelo pero lo recibiremos la próxima semana. Tiene un PVP de 35€. Te avisamos en cuanto lo recibamos. Saludos y gracias.

  7. Hola, me gustaría comprar el juego, pero en el mismo modelo que aparece en las imágenes, ¿que tendría que hacer?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.