C/ Jorge Juan 42, Madrid

Tlf: 914 35 00 99 / 662666089

banner 2
banner 1
Banner programa de puntos
Crash Octopus

Crash Octopus

Juego de habilidad

1-5

20-30 min

+7

Baja

Enfrentamiento, Agilidad, Infantil

34,95 

¿No disponible?
Pregúntanos si podemos conseguirte tu ejemplar.

O subscríbete aquí y te avisaremos cuando vuelva a estar disponible.

Agotado

Mándame un correo cuando esté disponible

  • Descripción

“Perdimos el rumbo y navegamos hacia una pesadilla. Toda nuestra carga fue arrojada por la borda, y ahora debemos salvar esa preciosa carga -¡así como a nuestro capitán! – y escapar del furioso pulpo gigante de las profundidades”.

En Crash Octopus, los jugadores compiten para recoger la carga que está flotando en el océano, mientras están rodeados por un horrible pulpo gigante. El primer jugador que recoja los cinco tipos de carga en su barco gana.

El juego se desarrolla utilizando la mesa como tablero, con un perímetro de cuerda alrededor del área de juego. Para la configuración, se coloca la cabeza del pulpo en el centro del área de juego, rodeada por los tentáculos repartidos a la misma distancia, luego los barcos de los jugadores y las anclas fuera de los tentáculos, cerca del perímetro. Por último, se deja caer toda la carga en el área de juego haciéndola rebotar en la cabeza del pulpo.

En cada turno, un jugador utiliza su bandera para navegar -desplazando el ancla junto a su barco, y luego moviendo su barco para tocar el ancla- o para lanzar la carga. Hay cinco tipos de carga -copa, cofre, gema, oro y capitán (¡sí, de verdad!)- y puedes lanzar hacia tu barco cualquier tipo de carga que no esté en él. La única excepción es que no puedes lanzar el objeto de carga más cercano a tu barco. Si la carga no llega a tu barco, tu turno termina; si llega a tu barco, cargas esa carga y avanzas el rastreador de carga, que es una cadena de cuentas en el perímetro.

Si avanzas una cuenta negra en el rastreador de carga, ¡el pulpo ataca! Cada jugador hace un turno tirando un dado y haciéndolo rebotar en la cabeza del pulpo, posiblemente moviendo la cabeza o un tentáculo para que se interponga en el camino de los demás recogiendo la carga y, posiblemente, tirando la carga de un barco. ¡Menudo contratiempo!

 

Autor: Naotaka Shimamoto

Arte: Yoshiaki Tomioka

Quizá te interese